Pringá, para pringarse

mayo 4, 2017 Nuevo pocket

Se llama pringá, de pringar, por la forma de comerla. Se elabora en Andalucía desde el s. XV y hoy en día en Pockets, con los ingredientes cárnicos del puchero o del cocido andaluz: jarrete, pollo, morcilla, chorizo y tocino. Además parece que ya pensaron en los bocatas porque la receta es desmenuzada, para deleitarla entre panes o bien triturada para untarlo en pan.

Este guiso a su vez, procede de la antigua adafina sefardí, un guiso que se preparaba en el Siglo XV los viernes por la noche a fuego lento para que pudiera ser consumido caliente el sábado para así respetar el descanso del Sabbat, su fiesta religiosa semanal. Lógicamente el acompañamiento de cerdo no se producía en esta receta y su carne se sustituía por el cordero. Se tiene constancia de que la Inquisición obligaba a los judíos conversos a que demostraran su adhesión al cristianismo haciéndoles comer la adafina con carne de cerdo para evitar engaños y pillerías.

Referencias: Apoloybaco.com y Wikipedia.